Mi marido y mis hijos son fanáticos de este plato. Hace unos días estaba hablando con otro bloguero Sansabor y me dijo que no era nada de difícil hacerlos, así que me lancé con la preparación, la verdad salieron deliciosos. 

Para 6 personas
Ingredientes:

  • 400 grs de macarrones o alguna pasta similar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 150 grs de queso cheedar
  • 150 grs de queso mantecoso
  • 50 grs de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • Sal a gusto
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • 1/2 taza de parmesano

Preparación:
Precalentar el horno a 200 grados celsius.
En la minipimer agregar los quesos y picarlos.
Hervir agua en una olla, cuando haya pasado esto agregarle sal -si lo haces antes se va a demorar más en hervir-. Cocinar por 5 minutos, la idea es que queden al dentes para que terminen la cocción en el horno.  Pasado este tiempo colarlos y volverlos a la olla con la cucharada de mantequilla para que no se peguen.
En otra olla agregar los 50 grs de mantequilla cuando se haya derretido agregar las 2 cucharadas de harina y con una espumadera revolver todo el tiempo, cuando tome un color dorado agregar la taza de leche seguir revolviendo para que no creen grumos. Agregar la mostaza y cocinar por 2 minutos más, luego añadir más de la mitad del queso y el resto guardarlos para que se dore en el horno. Cuando esté todo disuelto rectificar la sal y mezclar con los macarrones, ponerlos en fuentes individuales o una grande, agregar el queso sobrantes más media taza de queso parmesano y llevar al horno hasta que esté dorada la parte de arriba. Servir de inmediato.