Uno de los platos más sencillos pero más ricos del mundo, servido con un buen vino blanco, más no se puede pedir en la vida.

Ostiones gratinados

Para 4 personas

Ingredientes:

16 ostiones

20 grs de mantequilla

1/2 taza de crema

1 cucharadita de vino blanco por cada ostión

1 cucharadita de queso parmesano para casa ostión

Preparación:

Precalentar el horno a 170 grados celsius

Lavar bien los ostiones junto con las concha.

Soltar el ostión de la concha.

En una fuente para horno poner los ostiones, agregar vino blanco, mantequilla, crema y terminar con el queso parmesano.

Llevar al horno por 5 minutos y servir de inmediato.